¿Cuál es su aroma?

Hace unos años impartí una conferencia que se llamaba así: ¿Cuál es su aroma? Una pregunta que parece extraña, pero es más profunda de lo que imaginan. Desde ese momento y hasta hoy, he tenido la oportunidad de hacerle esa pregunta a diversos públicos; algunos ejecutivos, jóvenes universitarios, empresarios, amigos. Pero, ¿por qué? y ¿para qué?

Vivimos en un mundo cada vez más agitado, rápido, corremos todo el día, nos conectamos y nos desconectamos, trabajamos y sentimos que el tiempo no alcanza.  A pesar de esto, conocemos personas y entablamos relaciones de todo tipo, algunas de estas personas pasan desapercibidas, otras se van pronto, otras se quedan, de algunas aprendemos cosas y de otras pocas sentimos que nos dejan una marca, una huella, una estela al pasar, un AROMA.

He conocido personas que al pasar a mi lado quiero seguirles, seguir sus pasos inspiradores, su forma de ver la vida, de relacionarse, de hablar, de abrazar, de vivir. He conocido otras que no deseo ver de nuevo, su aroma no me apetece y su huella en la vida no me anima a seguirla. A eso me refiero con la pregunta que puse sobre la mesa, ¿cuál de esas personas es usted?, ¿cuál es el aroma o la estela que deja al pasar por la vida de quienes están a tu lado? No importa si es en el trabajo, en la calle o en la casa, todos los seres humanos nos relacionamos y aunque conozcan a alguien unos minutos, está en sus manos decidir qué dejarle.

El aroma que dejamos por la vida, es la huella o el legado en una pequeña dimensión, así que cada día se podría preguntar ¿cuál aroma dejé? y a la vez, hacerse responsable por sus actos, ser coherente con sus ideales y su propósito en la vida. Su futuro, su liderazgo, su próximo trabajo, su ambiente y muchas cosas más están impactadas por este aroma, de usted depende la huella que deja en la vida.

Por eso les pregunto ¿cuál es su aroma?

Compartir

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.